Beneficios de hacer teatro

El teatro es una de esas opciones completas para poder alejar de la mente el estrés laboral y centrarse en uno mismo y en el desarrollo de habilidades que probablemente nos son desconocidas. No hablamos de acudir al teatro como público, sino el ser parte del mundo teatral.

El teatro es una buena manera de entretenerse, un plan perfecto para una primera cita, nos sirve para defender o criticar aquello que pasa en la sociedad, y lo utilizamos como vía de escape frente a los agobios diarios.

teatro2

A nivel salud:

Les contamos por qué ir al teatro no solo les hará vivir mejor, sino también durante más tiempo.

La Organización Mundial de la Salud define esta como un estado completo de bienestar físico, mental y social, más allá de la mera ausencia de enfermedad.

La risa es un buen ejercicio y reduce el dolor:

Utilizamos más de 400 músculos cuando nos reímos, abdominales incluidos. Según algunos estudios, reírse durante 20 segundos tiene el mismo efecto sobre la salud que hacer tres minutos seguidos de un ejercicio aeróbico.

Al reír, el cuerpo libera endorfinas y serotonina, sustancias producidas por las células del sistema nervioso central, que ayudan a reducir el dolor.

 

El teatro es efectivo para mejorar la memoria:

El teatro puede mejorar nuestra memoria de una manera más efectiva que otras técnicas, vitaminas incluidas.

Mejora la actitud al hablar, brinda mayor capacidad de encontrar las palabras para expresar sentimientos con mayor facilidad.

 

Frena el envejecimiento patológico:

Este “envejecimiento acelerado” puede a veces prevenirse e incluso ser reversible, y uno de los tratamientos para ello es la terapia teatral.

Favorece la empatía:

Capacidad que tenemos de entender las emociones de otra persona.

Es decir, cuando vemos que alguien está triste, así podemos ponernos en el lugar de la otra persona y comprender cómo se siente.

Aunque la historia de una obra de teatro forme parte de la ficción, nos alegramos cuando un personaje consigue sus objetivos, y nos entristecemos cuando fracasa. En esto consiste la empatía, clave de la inteligencia emocional.

teatro1

A nivel personal:

Vencer la timidez:

Ser objeto de todas las miradas al subir al escenario hace que aquellos que quieran vencer su timidez (ya sea por necesidades personal o laboral) encuentren en el teatro una actividad perfecta para ir, poco a poco, acostumbrándose a ser observados.

Mejora de las habilidades psicomotrices:

En los ejercicios de expresión corporal se potencia el uso del cuerpo como herramienta de trabajo, el conocimiento y exploración de movimientos poco habituales. Esto hace del teatro una actividad dinámica y física, ideal para hacer frente a los males del sedentarismo.

Mejora en las relaciones sociales:

Superar el miedo al conflicto y al contacto físico y crear vínculos con los compañeros, ayuda a reforzar las habilidades a la hora de conocer gente.

Refuerza la autoestima:

La superación en cada clase y la repetición de ejercicios y dinámicas en las que el alumno se da cuenta de su mejoría, proporciona seguridad.

Hablar en público:

Los ejercicios de dicción y vocalización son muy útiles para aquellos que necesiten hablar en público. Se trata de recursos con los que preparar en casa ponencias y otras intervenciones, mejorando la dicción y la entonación, reforzando así el mensaje del discurso.

 Conocimiento y aceptación personal:

El teatro implica “desnudarse” emocionalmente en cada clase, ya sea haciendo drama o comedia, aceptándose a uno mismo, ya que las herramientas con las que se trabajan son el cuerpo y la voz en estado puro.

Finalmente:

Hay muchos tipos de teatro, sólo tienes que encontrar el que te vaya bien en este momento de tu vida, y decidir, que queres cambiar, mejorar, experimentar. Recordá que el único que puede decidir esto, sos vos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here