Metformina: Para qué sirve, Beneficios, Usos, Dosis, Efectos secundarios

La metformina es un fámaco antidiabético que se toma en forma oral.Se utiliza para la Diabetes tipo 2.

Para qué sirve la metformina?

La metformina es un medicamento recetado, solo o en combinación con otros medicamentos, incluida la insulina, para tratar la diabetes tipo 2 (una afección en la que el cuerpo ya no puede controlar la insulina adecuadamente y, por lo tanto, se vuelve incapaz de verifique la cantidad de azúcar en la sangre).

Hasta el momento, su uso en la diabetes gestacional ha estado limitado por problemas de seguridad, aunque en realidad la evidencia más reciente parece aclarar estas dudas. También se usa en el tratamiento del ovario poliquístico y ha sido objeto de estudios para otras enfermedades en las que la resistencia a la insulina parece ser un factor importante, como en la esteatosis hepática.

Metformina para problemas eréctiles

De acerdo a investigaciones pblcadas en el Jurnal of Sexual Medicine, la metformina podría mejorar la función eréctil porque aumenta el nivel de óxido nítrico químico en la sangre de quién consume dicho fármaco, aunque el experimento ha sido realizado en ratas y aún no se ha comprobado en humanos.

Metformina para adelgazar

La metformina es un medicamento que se usa para la Diabetes 2 , pero también es usado para adelgazar, siempre que sea controlado por un médico.

Como la metformina es reguladora del azúcar en sangre es utilizada como método para adelgazar, ayudando a evitar los atracones y la sensación de hambre. Es ideal para las personas que poseen mucha grasa en el abdomen y que por ese motivo tengan poca secreción de insulina. La metformina ayudará a adelgazar esos kilos de más, aunque hay tener presente que al dejar de tomar puede haber efecto rebote.

Beneficios de la metformina

El medicamento metformina pertenece a una categoría de medicamentos llamados biguanidas y ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre (glucemia); el mecanismo de acción aún no se ha aclarado en detalle, pero parece actuar al reducir la cantidad de glucosa absorbible de los alimentos y la producida por el hígado. También aumenta la respuesta del cuerpo a la insulina, una sustancia natural que controla la cantidad de glucosa en la sangre.

No se usa para tratar la diabetes tipo 1 porque es una afección en la cual el cuerpo ya no produce insulina.

Con el tiempo, las personas con diabetes y altos niveles de azúcar pueden desarrollar complicaciones graves o potencialmente fatales, que incluyen

• Enfermedades del corazón,
• Accidentes cerebrovasculares
• Problemas renales,
• Daños a los nervios
• Problemas oculares

Usos de la metformina

La ingesta de medicamentos, los cambios en el estilo de vida (por ejemplo, dieta, actividad física, dejar de fumar) y el control regular del nivel de azúcar en la sangre pueden ayudar a controlar la diabetes y mejorar la salud, al mismo tiempo que previene complicaciones.

La metformina causa pocos efectos indeseables cuando se prescribe incorrectamente (la más común es una sensación de malestar gastrointestinal) y generalmente no presenta hipoglucemia (niveles demasiado bajos de azúcar en la sangre).

El efecto secundario más grave es la acidosis láctica (una acumulación de lactato en la sangre).

Representación gráfica de una molécula de metformina


Dosis de la metformina

La metformina está disponible en tabletas para tomarse por vía oral, generalmente durante o después de las comidas, dos o tres veces al día.

Es muy importante que la metformina se tome exactamente como se prescribe, es decir, sin tomar menos o más de lo establecido por el médico o dosis diferentes de las prescritas.

El facultativo puede indicar la dosis de inicio para luego ir aumentando a la semana. Tendrá que controlar a fondo sus niveles de azúcar en la sangre para que pueda comprender los beneficios reales del medicamento.

La metformina le permite controlar la diabetes pero no la cura. Por lo tanto, se recomienda continuar usando el medicamento incluso si se siente bien, sin interrumpir su consumo sin el consejo de su médico.

Efectos secundarios de la metformina

Como todo medicamento, también la metformina puede tener efectos secundarios. Los efectos secundarios de la metformina son los siguientes:

• Hinchazón

• Diarrea

• Flatulencia

• Acidez estomacal

• Dolores musculaes

• Dolores de cabeza

• Tos

• Estornudos

• Cambios en las uñas

• Saor metálico en la boca

• Enrojecimiento de la piel

• Estreñimiento

Si a Ud. le prescribieron metformina y presenta algunos de estos síntomas lo debe comunicar al médico para que evalúe la dosis necesaria.

Contraindicaciones de la metformina

La metformina está contraindicada en sujetos con afecciones que podrían aumentar el riesgo de acidosis láctica, como por ejemplo:

• Trastornos renales (definido arbitrariamente como aclaramiento de creatinina por debajo de 60 ml / min),
•Enfermedades pulmonares
• Enfermedades hepáticas
De acuerdo con el folleto, la insuficiencia cardiaca (en la insuficiencia cardíaca congestiva en particular, inestable o aguda) aumenta el riesgo de acidosis láctica con metformina, sin embargo, una revisión sistemática de estudios controlados llevados a cabo en 2007, sugiere que la metformina es el único fármaco antidiabético no asociado con el daño objetivo en personas con insuficiencia cardíaca y que puede reducir la mortalidad en comparación con cualquier otro antidiabético.

Medio de contraste

La administración intravascular de agentes de contraste yodados en los estudios radiológicos puede provocar insuficiencia renal, lo que puede provocar la acumulación de metformina y exponer al paciente a acidosis láctica.

Por lo tanto, la administración de metformina a menudo se interrumpe antes o en el momento del examen; además, no debe reanudarse antes de 48 horas después del examen, y solo después de verificar si la función renal ha vuelto a la normalidad.

Cirugía

La metformina debe suspenderse 48 horas antes de las intervenciones quirúrgicas programadas bajo anestesia general, espinal o epidural.

El tratamiento puede reanudarse no más de 48 horas después de la cirugía o después de la re administración

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here