Para qué sirve el té verde

El té verde se ha popularizado mucho en todo el mundo y pasó a ser un té muy tomado .El té verde es ahora bien conocido y utilizado en Occidente. El té verde, rico en antioxidantes, es un excelente infusión para nuestra salud.

¿Para qué sive el té verde?

En los brotes de hojas y hojas jóvenes de té verde, hay el mayor porcentaje de principios antioxidantes. El té verde es una de las principales fuentes de antioxidantes que se encuentran en la naturaleza. La acción antioxidante es útil para combatir la formación de radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

¿Cuáles son sus propiedades? El té verde (también llamado Camelia sinensis) es una planta con un poderoso efecto antioxidante.

¿Qué significa antioxidante? Significa que es capaz de contrarrestar el envejecimiento celular. Disminuir la velocidad y luchar contra el envejecimiento celular no significa mantenerse joven y verse bien por más tiempo. Por supuesto, también afecta esto, pero no es el criterio.

• Disminuir el envejecimiento celular (que es fisiológico) significa ayudar a los tejidos del cuerpo en su trabajo diario y permitirles trabajar lo mejor posible. Esto significa que con menos esfuerzo, consumirán más lentamente. Por supuesto, esta es una explicación trivial, pero incluso en términos simplistas, esta es la realidad. Los antioxidantes son buenos porque ralentizan el proceso de envejecimiento de órganos, tejidos y equipos, lo que nos permite mantenernos sanos por más tiempo.

Dentro del té verde encontramos polifenoles que son más poderosos que la vitamina C y E.

La acción antioxidante está dada principalmente por los flavonoides presentes en el té verde  y específicamente por las catequinas, que contribuyen a apoyar las funciones cardíacas.

Las sustancias presentes en el té verde reducen los niveles de colesterol LDL (colesterol “malo”) y el nivel de triglicéridos. Por estos motivos, ejerce una acción protectora sobre el corazón y previene la aparición de enfermedades cardiovasculares. También es útil para contrarrestar los efectos del tabaquismo.

• Propiedad adelgazante del té verde. Otra propiedad interesante del té verde es la adelgazante que se debe a las metilxantinas (cafeína, teobromina, teofilina). Estas sustancias actúan sobre el metabolismo y ayudan a drenar el exceso de líquidos. Tienen una acción hipoglucémica, ya que reducen la absorción de azúcares y también desempeñan una acción sobre la eliminación de grasas, mediante estimulación enzimática.

Por lo tanto, el té verde promueve la pérdida de peso, fomentando la movilización de grasas localizadas y su eliminación con fines energéticos.
Beneficios del té verde para las mujeres

La acción detoxificante llevada a cabo por el té verde también promueve la eliminación de líquidos y estimula la diuresis. De esta forma, las toxinas movilizadas con las grasas se eliminan más fácilmente.

Recomendamos especialmente el uso de té verde para las mujeres porque mejora la retención de agua, contrarresta la celulitis y ayuda en caso de infecciones del tracto urinario, como la cistitis.

• Acción remineralizante del té verde. También es importante para las mujeres porque un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition muestra que una taza de té verde al día aumenta la densidad ósea en mujeres menopáusicas o la mantiene estable. En este sentido, el té verde tiene una fuerte acción remineralizante, importante para los huesos y los dientes.

Propiedades del té verde

Los brotes de las hojas y las hojas jóvenes del té verde contienen el mayor porcentaje de principios antioxidantes que se encuentran en la naturaleza, útiles para contrarrestar la formación de radicales libres, responsables del envejecimiento celular. Los polifenoles presentes son anti-radicales, más potentes que incluso la vitamina C y E.

La acción antioxidante se da principalmente por los flavonoides, en particular de las catequinas (alrededor de 20-40% del peso en seco) que ayudan a apoyar la función cardíaca y contribuir a mantener una buena salud. Estas sustancias también reducen los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, ejerciendo así una acción protectora contra enfermedades cardiovasculares, aterosclerosis y enfermedades coronarias. Es muy útil para contrarrestar los efectos negativos del tabaquismo.

La acción sinérgica de los derivados de polifenoles (flavonoides, ácido clorogénico, ácido cafeico, taninos), es decir la mezcla de estas sustancias, tiene una propiedad antidegerenativa superior a la de los principios activos individuales, lo que confirma el argumento de que, el complejo de planta vegetal es mucho más activo de los componentes individuales, aislado y purificado. El conjunto de ingredientes activos, de hecho, es capaz de proteger las células cerebrales del daño típico de las enfermedades neurodegenerativas.

Investigadores de la Universidad de Tohoku, Japón, han demostrado que el consumo regular de té verde contrarresta la pérdida de la capacidad cognitiva y ayuda a prevenir la aparición de la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer. Un verdadero elixir de juventud para el cerebro; De hecho, parece que beber té verde regularmente garantiza la frescura y la eficiencia de las células cerebrales. No es sorprendente que en Japón, donde, durante siglos, el té verde es un ritual, se registran porcentajes muy bajos de formas de demencia senil.

Varios estudios han demostrado que el té verde también tiene una actividad inhibitoria preventiva contra la tumorigénesis: En un estudio de casos y controles realizado en China, el consumo frecuente de té verde ha confirmado una menor incidencia de varios tipos de cáncer (cáncer de piel , pulmón, esófago, estómago, hígado, intestino delgado, páncreas, colon, vejiga, próstata y glande), en comparación con las personas que no lo toman con regularidad. Entre los ingredientes activos que dan a la propiedad de la planta y anticáncer antimutagenica el más importante se llama galato de epigalocatequina (EGCG), ya que inhibe el crecimiento y proliferación de células cancerosas.

Otra propiedad interesante atribuida al té verde es la pérdida de peso; debido a las metilxantinas (cafeína, teobromina, teofilina) con efecto sobre el metabolismo. Tienen acción hipoglucémica, porque reducen la absorción de azúcares; y lipolíticos, ya que promueven la eliminación de grasa de los adipocitos, mediante estimulación enzimática. Por lo tanto, estas sustancias promueven la pérdida de peso, favoreciendo la movilización de grasa localizada en el tejido adiposo y su eliminación con fines energéticos. El consumo de té verde también es útil para reducir el riesgo de hipertensión.

Esta acción desintoxicante tiene lugar a través de la diuresis: como dijimos favoreciendo la eliminación de grasas y azúcares por medio del drenaje de fluidos, la suposición de la planta se muestra en el caso de la retención de agua, la celulitis y las infecciones del tracto urinario tales como la cistitis.

Y en el American Journal of Clinical Nutrition Research ‘se publicó en el que se dice que una taza de té verde al día aumenta la densidad ósea en mujeres posmenopáusicas para la potente acción mineralizante, que promueve el metabolismo de los huesos y tejidos. Además, el alto porcentaje de flúor permite la mineralización del esqueleto y del esmalte de los dientes (anti caries).

Usos del té verde

el té verde tiene muchísimos usos, no solo es en si una infusión muy apreciada, sino que tiene otros usos increíbles  como:

• Ayuda el té verde a mejorar la salud cardiovascular.

• Sirve para prevenor el cáncer.

• El té verde ayuda a reducir los niveles de azúcar.

• Sirve para bajar de peso.

• Alivia el asma.

• Previene la demencia.

• Puede utilizarce en cosmética ( mascarillas faciales, enjuagues de cabello, etc.)

• Previene la hipertensión.

• Previene la aparición de enfermedades cardiovasculares.

• Combate el envejecimiento.

• Reduce el riesgo de artritis.

• Previene las caries.

• Reduce el estrés.

• Ayuda a bajar el colesterol.

• Alivia las alergias.

• Estimula la inmunidad.

¿Cómo preparar el té verde?

El té verde se obtiene de hojas naturales que no han sufrido oxidación o fermentación.
Por lo tanto, al preparar una taza de té verde, es importante no exceder la temperatura del agua para la infusión a fin de disfrutar mejor de su carácter original.

• Prepare una cantidad de sobres igual al número de tazas que desea preparar. Considere generalmente una bolsita cada 200 ml de agua.

• Use siempre agua fresca, evitando hervirla varias veces (por ejemplo, dejando agua residual en el hervidor).

• Caliente el agua hasta 80-90 °. Alternativamente, ponga a hervir el agua y espere de 5 a 10 minutos antes de poner la bolsita en fusión, para que se enfríe un poco.

• Deje que se infunda hasta alcanzar la intensidad de aroma deseada, por lo general entre 1 y 3 minutos y luego retire las teteras de la tetera.

• Sirva naturalmente o con la adición de limón, y endulce según sus gustos.

El té verde es excelente para calmar la sed. Intente probarlo frío, una vez enfriado (debe ser consumido preferiblemente dentro de 1-2 días).

Videos de Youtube sobre el té verde

Razones para consumir té verde.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.